La enseñanza online como sistema para democratizar la educación, nuevas oportunidades y nuevos retos.

La enseñanza online como sistema para democratizar la educación, nuevas oportunidades y nuevos retos.

En un informe de IPSOS, se mostraba como el 80% de los universitarios y profesores ven en la formación online una forma para democratizar la educación y facilitar el acceso a grupos sociales menos favorecidos.

En un contexto no-universitario, otros estudios destacan las ventajas de un aprendizaje online en cuanto a reducción de costes (BestColleges.com) lo cual también favorece alcanzar a más personas y en EEUU, el 30% de estudiantes, acceden a cursos online. La familia, trabajo (me refiero a intentar conciliar un horario), lugar donde se da el curso, y precio ya deja de ser un problema (o al menos ya no el más importante). Ahora, cualquier profesor de cualquier parte del mundo puede enseñar a cualquier persona, con la única limitación del idioma.

Lamentablemente, la enseñanza online plantea retos pedagógicos por si mismos, por suerte, son retos salvables.

El primer error es creer que un curso online es simplemente depositar contenidos online (videos, PDFs, o cuestionarios). En enseñar y aprender online no es sentarse delante del ordenador e ir dándole clic al ratón. Si vas a enseñar online, aquí unos consejos.

El uso de recursos audiovisuales es muy recomendable, da una sensación de cercanía y facilita identificar nuestro profesor. Además de hacer vídeos sobre el propio contenido del curso, el profesor debe actuar como coach. Facilitando que el estudiante encuentre en nuestro curso aquello que le llene y que le sirva para alcanzar sus objetivos. Una introducción al curso y lo que deberá hacer es imprescindible. Aunque esto esté inscrito en un programa (periodificación, contenido, objetivos), el lenguaje audiovisual (gestos, tonos) favorece mucho una empatía e identificación.

El estudiante online se siente solo. Él es el único responsable de su aprendizaje, debe estar auto-motivado y sentir, de forma continuada, que lo que está haciendo le aporta algo de valor. Por ese motivo, el ratio de abandonos en cursos online que no son obligatorios (p.ej. por requerimientos legales o laborales) es altísimo.

En Edueca (www.edueca.com), ofrecemos foros en donde los estudiantes pueden presentarse, plantear dudas, o realizar actividades educativas: por ejemplo, de buscar soluciones a posibles escenarios, que propongan nuevos puntos de vista (favoreciendo la creatividad) o que se organicen los estudiantes (para crear pequeños grupos innovadores).

Estas actividades (que pueden ser sencillas, pero potentes), deben ser propuestas por el profesor. Es él/ella quien pone las reglas (escenario, preguntas, tiempos…) y los alumnos intentan “jugar”, de hecho, al entenderlo como un reto, se intenta hacer que sea animado y divertido.

Edueca pretende que nadie se quede descolgado, enviamos mails de recordatorio del estilo “Mira que te estas perdiendo….” y para evitar “quemar el canal” (cuando hay demasiados mails que al final se ignoran), se hace una selección de mensajes interesantes (basado en aquellos que tienen más “me gusta”)

Los “retos” o “hitos” ayudan a establecer metas que los estudiantes sientan que necesitan alcanzar. Estos retos pueden ser nuevas lecciones que se desbloquearán cuando completen ciertas tareas (como cuestionarios)

Para terminar y cambiar de perspectiva, la enseñanza online, si se quiere hacer bien, es enormemente costosa, mucho más que la enseñanza tradicional (al menos basada en nuestra experiencia). La comodidad de una aula física, ver a tus alumnos, y resolver dudas cara a cara es enorme. La enseñanza online requiere enfrentarse a un entorno online (la herramienta) y a una pedagogía (modo de enseñar). En CIDET (a través de www.edueca.com) te podemos guiar, ayudar y asistir, de cualquier modo, aquí algunas sugerencias.

Comprueba continuamente (2-3 días) quien entra en tu aula y qué hacen, donde entran y cuantos minutos están (con Edueca puedes hacerlo). Ante una señal de alarma (un posible abandono) es bueno enviar un mensaje personal, ver qué sucede y cómo puedes ayudar.

Aporta un valor añadido a tus alumnos, no solo publiques materiales y actividades. Tutorias activas (preguntando), ayuda (no con los ejercicios, sino con los propios retos de los estudiantes), entre otros harán que un alumno sienta que realmente merezca la pena pagar por una enseñanza online.

Reconoce al alumno el trabajo extra que ha de hacer (ha de manejar un entorno online, a veces cuesta) y anímale. Si se desespera y se frustra, abandonará. En este sentido también podemos ayudarte, ya que nosotros podemos ofrecer ayuda y guia al estudiante si nos lo pides, liberándote a ti de esta tarea.

Ayuda al alumno a crecer por sí mismo; sería el equivalente del dicho “enséñale a pescar en lugar de darle un pescado”. Como profesor seguro que conoces muchos otros recursos, redes sociales, otras webs, videos externos (en youtube), canales, otros autores, podcasts con charlas, blogs, etc. fabulosas sobre aquello que te apasiona, impresionante, disruptivas, o simplemente curiosas o interesante.  Guía al estudiante, enséñaselas, pero también ayúdale para que descubra otras nuevas por si mismo (según sus propios intereses) y logra que los comparta. De hecho, en Edueca, los estudiantes puede crear su propia red social (como si fuera un Facebook de aprendizaje). Aquí ponemos al máximo el potencial de la nueva pedagogía surgida de Internet: el connectivismo (George Siemens). En la antigua escuela, se estudiaba para memorizar, ahora, debemos enseñar para conectar con otras fuentes de información, con otras personas; consumir y producir información. Una red entre estudiantes con iguales intereses es un fabuloso ecosistema de aprendizaje y descubrimiento que produce gran satisfacción. Como profesor has de favorecer que esto suceda, tu esfuerzo continuo es alimentar este sistema para que se vuelva autosuficiente. Si tus estudiantes tienen necesidades parecidas (aunque de diferente punto de vista) será factible orientarlos para que construyan entre ellos un nuevo aprendizaje.

Existen multitud de tareas colaborativas, creativas, de resolución de problemas, etc, que son simples (en ocasiones solo requieren de un foro) y son muy potentes, te recomendamos una guía que hemos publicado como resultado de un proyecto europeo que hemos coordinado: www.ed-way.eu

Y ahora como muestra un botón. Llegado a este punto también debería ser misión del lector moverse. Permíteme que te llame a la acción. Puedes usar los comentarios y poner tu opinión, tus experiencias que hayas tenido como alumno o como profesor.

By | 2018-05-24T06:58:56+00:00 mayo 24th, 2018|Categories: Sin categorizar|

About the Author: